El cantante que nació un día como hoy de hace 71 años en Ubeda, cayo a un foso junto al escenario del WiZink Center madrileño a poco de empezar el segundo tema de la noche en el show de la gira «No hay dos sin tres», junto a Joan Manuel Serrat

El cantante Joaquín Sabina, de 71 años, sufrió hoy una caída en el escenario mientras ofrecía un concierto en Madrid, España, y sufrió un fuerte golpe en el hombro, por lo que debió suspender el espectáculo.

El cantante cayó en un foso de un metro y medio de altura por causas que se desconocen -un aparente desmayo- mientras sostenía un diálogo en el escenario del WiZink Center con el catalán Joan Manuel Serrat, su compañero de gira.

El intérprete de canciones como «19 días y 500 noches» fue atendido por paramédicos y, tras unos minutos de incertidumbre, volvió al escenario en silla de ruedas, empujado por el propio Serrat.

«Queridos amigos, Estas cosas me pasan solo en Madrid, lo siento muchísimo», dijo Sabina. El concierto debió cancelarse.

El concierto empezó a las 20.30 de Madrid como parte de la gira «No hay dos sin tres», la tercera que hacen juntos Serrat y Sabina.